Búsqueda
Share share mail

Noticias y Blog

21 noviembre 2018

[México] Triple P participa de encuentro sobre adolescencia en Chihuahua

El pasado miércoles 21 de noviembre, nuestra directora ejecutiva, Francisca Puga, participó del Primer Evento Anual del Sistema Integral de Protección a Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), en Chihuahua, México.

Este encuentro internacional, reunió a representantes del Gobierno, autoridades, profesionales locales y expositores para abordar las principales temáticas en torno a la adolescencia, los desafíos con las nuevas tecnologías y la prevención.

Nuestra directora ejecutiva, participó del ciclo de conferencias denominado “Alternativas exitosas frente a la adolescencia”, donde presentó el Modelo de Triple P y el trabajo que se ha realizado con padres, madres y cuidadores de adolescentes en estos más de siete años en Chile y Latinoamérica.

Triple P Grupal Adolescente, sostuvo Puga, es una intervención grupal que contempla 5 sesiones presenciales y 3 telefónicas, en las que los padres pueden desarrollar habilidades propias de la crianza positiva, ayudándolos a construir relaciones más sanas con sus hijos e hijas, basadas en la confianza y la buena comunicación.

Este taller, que contribuye a estimular el desarrollo de los adolescentes, también entrega estrategias para manejar la conducta riesgosa y fomentar la autorregulación emocional, algo tan presenten en este rango de edad y que muchas veces afecta las relaciones familiares.

Los Seminarios Triple P para padres y madres de adolescentes son una buena instancia para poder conocer brevemente todas las estrategias de crianza positiva para los padres de hijos e hijas en este rango etario.

Además, Puga se refirió a la importancia de abrir la conversación acerca de la crianza durante la adolescencia. Muchos padres están confundidos, tienen dudas y asocian las estrategias de crianza positiva a la primera infancia. Si bien es cierto que hay muchas estrategias similares, las metodologías de Triple P les enseñan a los padres estrategias específicas para apoyarlos con sus hijos adolescentes, donde el principal desafío es mantener los canales de comunicación abiertos y una cercanía que permita seguir acompañando a los hijos en el desarrollo de la autonomía progresiva, pero mientras van aprendiendo a ser responsables y cuidar de sí mismos.