Búsqueda
Share share mail

Los beneficios de Triple P

A diferencia de otros programas de parentalidad en el mundo, Triple P tiene beneficios tanto clínicos, como prácticos. 

Implementación Flexible

La flexibilidad de Triple P la distingue de muchas otras intervenciones en parentalidad.

Triple P es flexible en:

Rango de edades y circunstancias especiales

Triple P puede abastecer las necesidades de toda una población – desde el nacimiento hasta los 16 años de edad. También hay programas especializados – incluyendo programas para los padres y madres de niños y niñas con una discapacidad; los de niños y niñas con problemas de salud o sobrepeso; los que se están separando o divorciando; o para las familias de Pueblos Originarios. 

Intensidad del Programa

El sistema de diversos niveles o metodologías, que distingue a Triple P, es único en su tipo. Ofrece una serie de programas de intensidad creciente, cada uno encargándose de niveles distintos de necesidad o disfunción familiar, desde una ayuda parental “leve” hasta intervenciones altamente focalizadas para familias de alto riesgo. 

¿Cómo se implementa?

Así como hay diversas metodologías o programas dentro del sistema Triple P, también hay variados contextos en que estos programas pueden ser implementados- puede ser mediante sesiones individuales, talleres grupales, seminarios para grandes audiencias o intervenciones de auto-ayuda u online. 

¿Quién se puede capacitar para implementar el programa?

Los facilitadores vienen de una diversidad de profesiones y disciplinas en las que se incluyen a los trabajadores de apoyo familiar, los médicos, las enfermeras, los psicólogos, los orientadores, los educadores, los oficiales de policía, los trabajadores sociales, los funcionarios a cargo de la seguridad infantil y el clero. 

Basado en evidencia

Triple P es el programa de parentalidad con el cuerpo de investigaciones más extenso de todo el mundo. Desarrollado por el psicólogo clínico, el Profesor Matt Sanders y sus colegas de la Universidad de Queensland en Australia, Triple P tiene el respaldo de más de 35 años de investigación permanente, conducida por instituciones académicas en Estados Unidos, el Reino Unido, Canadá, Holanda, Bélgica, Suecia, Irán, Japón, Turquía, Nueva Zelanda y Australia. 

Enfoque poblacional

Triple P fue diseñado con un enfoque de salud poblacional (universal), para ser normalmente implementado por organismos gubernamentales u ONGs (organizaciones no gubernamentales) en diversas regiones o países. El objetivo es llegar a la mayor cantidad de personas posible para lograr el mayor impacto preventivo en una comunidad. El sistema Triple P se puede escalar de forma simple y rentable. Se ha demostrado su eficiencia en diversas culturas y etnias. 

Amplia gama de materiales

Todas las intervenciones de Triple P cuentan con el apoyo de una amplia gama de materiales, producidos profesionalmente, tanto para los facilitadores como para los padres y madres. Los materiales han sido clínicamente probados y evaluados. Los materiales para los padres y madres han sido traducidos a 21 idiomas. 

Apoyo organizacional

Los expertos en difusión de Triple P de todo el mundo tienen experiencia apoyar a diversas organizaciones gubernamentales y organizaciones no gubernamentales, y están disponibles para asesorar en las distintas etapas del despliegue de Triple P – desde la planificación y capacitación hasta la implementación, evaluación y más. Triple P utiliza un Modelo de Implementación para apoyar el éxito y la sustentabilidad de Triple P

Estrategia de comunicaciones

Una estrategia integrada de comunicaciones, que ayuda a desestigmatizar el apoyo parental y llegar a los padres y madres a través de una gama de materiales comunicacionales, pone la parentalidad en la agenda pública. Crea conciencia y aceptación del apoyo parental en general – y de Triple P, específicamente. 

Medidas de evaluación

El éxito de Triple se puede monitorear fácilmente, tanto a nivel individual como en la población más amplia. Triple P le entrega a los facilitadores las herramientas para medir los resultados con los padres y las madres “antes” y “después” de la intervención, permitiendo demostrarle a los mismos facilitadores y a sus jefes, la efectividad de Triple P con los padres y madres con los que trabajan. También se puede adaptar una aplicación online para calcular los puntajes de los cuestionarios utilizados y recopilar los resultados y así mostrar los efectos en toda una comunidad o en un grupo objetivo. 

Costo- efectividad

El sistema de Triple P funciona para prevenir oferta excesiva de apoyo y el desperdicio de recursos, a través de su amplia gama de programas disponibles para satisfacer las diversas necesidades de los padres y madres – desde intervenciones leves a intensivas. También es un programa que promueve la autorregulación y la autosuficiencia, ya que Triple P entrega a los padres y madres las habilidades que requieren para transformarse en solucionadores de problemas y manejar sus asuntos con confianza e independencia, más que depender del apoyo permanente de un profesional.

 

A mayor escala, como estrategia de intervención temprana, se ha demostrado que Triple P reduce los costos asociados a los trastornos conductuales, el abuso infantil y los sistemas de cuidado alternativos, entregando beneficios significativos cuando se comparan con el costo del programa. Lea más sobre la costo-efectividad de Triple P.