Búsqueda
Share share mail

El poder de un sistema basado en evidencias

Sin importar que usted sea un facilitador individual ofreciendo apoyo en la crianza a sus pacientes o clientes, un organismo o una organización gubernamental que implementa intervenciones parentales en una comunidad, usted necesita confiar en  el programa que elija: ¿Puede de verdad ayudar a los padres y madres? En la actualidad, el estándar que normalmente exigen los facilitadores y los organismos de financiamiento, es la práctica que se basa en evidencia.

El conjunto de evidencia de Triple P es el más extenso de todos los programas de parentalidad. Comprende más de 800 publicaciones, incluyendo más de 280 estudios de evaluación, de los cuales 145 son estudios clínicos aleatorios.

 

Los programas de Triple P son probados de manera independiente y también en conjunto con el Centro de Apoyo Familiar y Parental de la Universidad de Queensland. Más de 1.150 autores distintos de 364 instituciones diferentes de al menos 32 países en todo el mundo, han contribuido a la base de evidencia en Triple P. De los estudios de resultados que forman parte de esta base, 95% no incluyeron presencia del desarrollador, donde la Universidad de Queensland no estuvo involucrada en su autoría.