Búsqueda
Share share mail

La certificación y la implementación

Para lograr la sustentabilidad y la eficacia de Triple P – Programa de Parentalidad Positiva, los facilitadores tienen que capacitarse con los más altos estándares y ser apoyados en la utilización del programa. A su vez, las organizaciones, los organismos y los gobiernos que coordinan el despliegue de Triple P, tienen que tener un apoyo y una guía permanentes. El modelo de certificación e implementación de Triple P fue creado para cumplir con estas necesidades importantes.

El modelo de certificación en Triple P fue desarrollado para generar facilitadores Triple P que sean seguros, que tengan el conocimiento y que puedan implementar Triple P con fidelidad. La certificación en Triple P en sí misma se basa en evidencia, y es evaluada regularmente a partir de la retroalimentación permanente de los participantes. 

 

La certificación se basa en un enfoque autorregulador – reconoce las fortalezas y experiencia del facilitador- y es sumamente didáctica. La capacitación se condensa en una serie de talleres intensivos, para reducir la necesidad de mucho tiempo fuera de sus trabajos. La mayoría de las capacitaciones son de dos o tres días. Combinar videos producidos profesionalmente con grupos de discusión y práctica de las intervenciones, significa que las sesiones no son sólo una experiencia de aprendizaje, también son animadas e inspiradoras.

 

Una vez que el facilitador se capacitó en los principales niveles de Triple P, puede hacer cursos de extensión – por ejemplo, después de capacitarse en Triple P Grupal 0-12, un facilitador puede agregar módulos de Triple P para Padres y Madres de Adolescentes o Paso a Paso, para ese nivel. Sin embargo, Triple P para Padres y Madres de Adolescentes y Paso a Paso también se ofrecen como cursos independientes, y hacer una capacitación 0-12 no es un prerrequisito para estos programas. 

 

Triple International coordina todas las capacitaciones Triple P y cuenta con una red de capacitadores en todo el mundo, listos para capacitar a los nuevos facilitadores de los distintos países. Dependiendo del número de participantes que tengan, los capacitadores pueden ir a su lugar de trabajo – implementando in situ en el caso de una organización grande – o pueden dirigir una capacitación en otros lugares de la ciudad. Triple P International puede planificar el lugar, abastecer el material y manejar otros detalles, si es necesario.

 

En muchos lugares, también se ofrecen certificaciones abiertas en Triple P para los profesionales individuales. 

 

Todos los capacitadores Triple P son formados extensamente en los programas de Triple P y la calificación mínima que deben tener es el grado de Master (o equivalente) en psicología educacional o clínica.